viernes, 26 de abril de 2013

Hasta la vista...

A partir de hoy miraré hacia otro lado, y sólo aullaré en el desierto.
Hasta la vista...
"¿Quién es la sociedad? No existe tal cosa (...) La vida es un negocio recíproco donde la gente tiene sus derechos en mente pero no sus obligaciones". Margaret Thatcher

Esta nefasta cita de la desaparecida Dama de Hierro pretendía ser el inicio de un insustancial escrito pero hasta aquí el borrador de lo que iba a ser un artículo más y se convertió en el último. Reconozco haber tardado en darme cuenta pero esta misma semana me he percatado de que no tengo nada que aportar a la “sociedad de la información”que no puedan aportar otros. Veo a mi alrededor como enormes periodistas de verdad siguen yendo masivamente al paro a un ritmo constante, recibo decenas de currículos a la semana y observo que muchos construyen fantásticos blogs y periódicos digitales, todo ello me ha llevado a tener la certeza de que debo cesar de inmediato mi intrusismo profesional porque no añade nada nuevo y ocupa espacio. Aunque muchos crean que el ciberespacio es infinito, no lo es, se está llenando de basura que no permite emerger a lo que realmente merece la pena.

Por otro lado, siempre dije que escribía para mí, era mi terapia, mi modo de descargar inquietudes. Eso también dejó de ser así hace meses, ahora todo el desahogo que necesito lo satisfago saliendo a correr, los pensamientos más turbios quedan atrás kilómetro a kilómetro . Además, mis limites físicos me están aportando una dosis de humildad que necesitaba, a la larga, tanto artículo y tanto elogio ligero me había llevado a tener una imagen distorsionada de mí mismo, mi ego necesita unas largas vacaciones y no podrá disfrutarlas si yo no abandono  discretamente la "escritura pública".

Puede que haya llegado el momento de dejarme llevar por la languidez imperante, puede que deba empezar a ocuparme de lo mío y despreocuparme de lo ajeno, no sé realmente si nací para ello o seré capaz de conseguirlo, quizá regrese para contar que no lo logré. Por ahora, me conformaré, tengo trabajo, un trabajo que me ayudará a no pensar en ese tercio de conciudadanos que lo perdieron por los excesos y defectos de quienes votaron para representarlos y acabaron representándose a sí mismos. Soy afortunado, lo único que me turba hoy es bajar de dos horas en la carrera del domingo, luego ya veremos.

Hace tres años comencé esta aventura, hoy, 250 folios después, me voy como llegué preguntándome si dadas las turbulencias que nos acosan no sería el momento adecuado de luchar por alcanzar las utopías que soñamos. Hoy, 106 artículos después en los que he hablé de casi todo sin saber de casi nada, sigo sin ninguna respuesta pero he aprendido a conocerme un poco mejor. Sin embargo, durante este tiempo he compartido instantes con personas excepcionales de toda índole que jamás habría conocido de no ser por este foro, con eso me quedo. Durante este tiempo, además, abandoné la política si es que alguna vez pertenecí a ella - para poder escribir en libertad y ahora sé que hice bien porque definitivamente yo ya tampoco me siento representado por nadie. En definitiva, durante este tiempo he aprendido de muchos e incluso madurado pero sucede que de tanto madurar me pareció que me estaba poniendo pocho y eso no lo puedo consentir. En todo caso espero poder seguir aprendiendo si es que los que conocí no me abandonan por haber abandonado yo esta tenaz aunque veleidosa actividad.

Antes de cerrar el chiringuito, me permitiré lanzar una última reflexión inconformista, turbulenta y escasamente utópica. Un amigo me propuso llevar a cabo una acción viral para el 14 de abril con el siguiente eslogan: "Sí se puede, sobran razones para la república". No me sentí capaz, por supuesto apoyaría sin matices cualquier iniciativa del estilo pero ya no me siento con fuerza para lanzarlas y además una pregunta martillea sin cesar mi pensamiento turbutópico ¿Sobre qué pilares se sustentará esa III República? Observo con pesar el rotundo fracaso de la República Italiana, jamás funcionó y no lo hizo por la escasa capacidad de sus moradores convertidos hoy, sin disimulo, en auténticos okupas del poder. Por tanto deduzco que la república no es garantía de nada, sólo es un sistema, un continente que debe dotarse de contenido para ser algo más y, desde luego, queda claro que los moradores actuales de nuestras cámaras legislativas no son mejores que nuestros vecinos y están en su gran mayoría carcomidos, en el mejor de los casos, por la indolencia y en el peor por la avaricia.

Hasta aquí llegó mi travesía turbutópica, me retiro a la volubilidad insustancial de Twitter hasta que el cuerpo aguante porque lo cierto es que allí tampoco me queda mucho que añadir. Hoy me giro y miraré hacia otro lado como hice en la foto que ilustra este último artículo esperando encontrar allí tanta paz como encontré un día en medio de una carretera cualquiera, de un desierto cualquiera. Eso sí, siempre con el prefijo de ese Madrid durmiente que al fin y al cabo siempre termina por secuestrarme.

Hasta la vista...

AgradecimientosGracias a la Thatcher por haber diseñado frases y políticas nauseabundas que nos trajeron al borde del abismo en el Siglo XXI y provocaron que personas indignadas como yo nos lancemos a escribir. Mil gracias a Antonio y Óscar de "El Digital de Madrid" por haber publicado estos años mis monsergas y sobre todo por haberlo hecho siempre independientemente de acuerdos o discrepancias. Gracias, mi amor, por haber aguantado mis escrituras nocturnas restando tiempo que no tenemos al diálogo. Gracias a todos por haberme acompañado tanto.  Nos vemos.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Respeto absurdo

Uy, perdón me confundí de foto...
....Es que a mí todos los balcones me parecen iguales
Obispo de Roma, Sumo Pontífice, Santo Padre, Papa... Sólo necesitan tantos nombres aquellos que consiguieron su poder por imposición dictatorial y no por voluntad soberana del pueblo. Así fue con Francisco Franco, el Jefe del Estado, Generalísimo y Caudillo. Así es con Kim Jong-Il el Amado Líder, el Gran Dirigente. Así fue con el Duce Mussolini, Mariscal del Imperio, y con un largo etcétera que no viene al caso. Siempre me han asustado las personas con muchos cargos, suelen ser tendentes a acaparar riquezas y atenciones siendo en realidad insignificantes.

Los Castro desde su pequeña isla en medio del Mar Caribe llevan acaparando poder y protagonismo político internacional desde hace 50 años. Franco llenó plazas hasta el mismo día de su muerte y 40 años después aún es capaz de arremolinar fieles que predican embustes porque los creen a pie juntillas. Unos cuantos millones de coreanos viven inmersos en un estado de paranoia colectiva que les lleva a creer cualquier estupidez que les puedan contar sobre un mundo exterior hostil. ¿Merecen todos ellos nuestro respeto?

Hoy, 13 de marzo de 2013, muchos andan de nuevo pendientes de un absurdo protocolo medieval. En este mundo globalizado en que vivimos - excusad la redundancia pero estamos tan habituados a oírla que no creo que sorprenda - en este planeta sobrepoblado de personas y problemas pero diezmado en lo que a fauna, flora y recursos naturales se refiere, en este instante, un cuarto del planeta está atento a la decisión que tomen 115 fulanos disfrazados. Muchos creyentes se llenan la boca de fe a la par que nos exigen a los ateos respeto, debemos respetar, no tenemos derecho a la crítica ni mucho menos a la broma. Son mil y pico millones de católicos rebosantes de derechos muchos de los cuales sólo se deben a su iglesia y lo que es peor, sólo responden ante ella. Somos mil y pico millones de agnósticos o ateos que debemos respetar un montón de creencias absurdas basadas en diversas leyendas mitológicas sin ningún tipo de fundamento histórico ni sustento científico.

Yo no he podido respetar nunca a ese grupo de chalados que se inmola en un rancho mientras esperan una nave extraterrestre. No puedo respetar, al igual que tampoco lo hacen los cristianos, un sistema de elefantes, monos, dioses y diosas con múltiples brazos que escupen en la cara de la mayoría de sus fieles por no pertenecer a ninguna casta. No quiero respetar, como tampoco lo hacen los que hoy pernoctarán en la Plaza de San Pedro, a aquellos que desde sus diáfanos templos llaman a la guerra santa, claman contra los infieles o pretenden cualquier otra insensatez. El respeto es veneración pero también acatamiento y miedo, yo no siento ninguna de la tres cosas, y esto debiera ser muy "respetable". Yo sólo siento curiosidad por el fenómeno dios y cierta admiración por el arte que genera.

No encuentro pues ningún motivo para respetar un proceso de elección autoritario, sexista y discriminatorio del líder de un estado minúsculo que acoge la sede mundial de una secta multitudinaria (pero no mayoritaria). Resulta que nos reímos y señalamos con desprecio cuando el partido comunista chino o cubano elige al nuevo presidente de su república, acertamos al hacerlo, no tenemos por qué respetar una pantomima seudo-democrática diseñada para el "yo me lo guiso yo me lo como". Por lo tanto, no, no respeto que 115 ancianos se junten para definir cuál es la mejor forma de lavar el cerebro al prójimo y quién es la persona más adecuada para ello. No me da la gana callarme, no me da la gana olvidar la pederastia generalizada en el ámbito clerical, no me resigno a que estos tipos sigan viviendo en parte de mis impuestos, no consiento que no estén sometidos a las mismas leyes que nosotros y no tolero que prediquen la pobreza y sigan abrazando al poderoso y acumulando riquezas.

Hubo un tiempo en que las religiones fueron necesarias para sentar algunas bases éticas mínimas que nos "desanimalizasen" y ayudasen a construir lazos en las sociedades humanas. Ese tiempo ya pasó, nuestra formación cívica y nuestras legislaciones no requieren del miedo a la nada para luchar contra el caos. Así que no, no tengo por qué respetar la mojigatería humana aunque si la creencia en quimeras le sirve a alguien para ser más feliz yo me alegro profundamente, si sirve para hacer el bien y cooperar con el necesitado lo divulgaré y defenderé pero que nadie más me vuelva a decir lo que debo o no expresar.

He hablado mucho de respeto, quien me conoce sabe que la actitud descrita no es del todo real y me tomará por embustero, sólo diré que no miento, expongo una declaración de intenciones, hasta ahora respeté casi todo pero estoy cansado de no ser pagado con misma moneda. Lo que está sucediendo en El Vaticano es del todo ridículo y lo peor es que sus feligreses, cegados, se han adaptado a la extravagante retirada del representante terrenal de su dios, les han cambiado las reglas del juego y lo han aceptado como si nada.

Hace poco dejé de seguir en una red social las sandeces nacionalistas y ultracatólicas de un tipo que por lo visto quiere recuperar su país (Al-Andalus) para el cristianismo. No sucedió nada, simplemente, tras una broma irrelevante sobre el carné de conducir de los obispos me aburrieron sus eslóganes repetitivos y sus mandamientos de respeto, me pareció un individuo muy pesado y me fui. El piadoso católico romano del país andaluz se despidió insinuando que había desenmascarado a un rata de cloaca (yo), entonces pensé: Bueno, las cloacas no están mal, al menos ahí no hay cardenales, ellos suelen ser alérgicos a la pobreza y la inmundicia (no todos, no todos, lo sé...). Hala, querido devoto, a disfrutar del cónclave, no estés afligido en pocas horas tendrás un nuevo autócrata que dictará tu moral y destino, yo mientras tanto, con permiso del "respetable" seguiré haciendo y diciendo lo que me plazca siguiendo el único dictamen de mi conciencia. Si algún día consigues tolerarme puede que vuelva a tolerarte yo a ti, esto nada tiene que ver con el respeto.

No deja de ser curioso que cada vez que los cardenales miren arriba en busca de una paloma encuentren los bellos cuerpos desnudos que pintó Miguel Ángel en la Capilla Sixtina, en todo caso esperemos que se dejen imbuir por el espíritu santo o el sentido común y elijan a alguien sensato, muy a mi pesar la figura que surja de este sainete nos acabará influyendo a todos.

Y no perdamos el sentido del humor por dios...


martes, 5 de marzo de 2013

Cinco estrellas

Cañas y fútbol: ¿Sólo eso nos revoluciona?
¡Que viene el lobo! Esto es lo que llevan gritando a diestra y siniestra los políticos de siempre, los medios de comunicación de siempre y los poderes económicos de siempre tras el desembarco en las instituciones italianas del "Movimento 5 Stelle" de Beppe Grillo. Nos alertan sin cesar del peligro de este movimiento de regeneración democrática, comparan a su ideólogo con Berlusconi (incluso con Hitler he llegado a leer), insisten en que es el principio del fin.

Entiendo perfectamente este furor anti-grillista, llevo unos años siguiendo los movimientos de Grillo y efectivamente su movimiento es muy peligroso y pone en riesgo el sistema tal y como lo conocemos. Con él y los "grillini" ocupando escaños del congreso, del senado y dirigiendo alcaldías como la de la Parma, muchos deberán huir o esconderse.

Los ciudadanos han entrado en ambas cámaras legislativas para desalojarlas y lo peor de todo es que han sido elegidos mediante un proceso de selección que a la mayoría nos resultará familiar y sin embargo en el contexto de la arena política nos parecerá extravagante. Se trataba de que cada aspirante a senador o diputado dejase sus credenciales curriculares en la web del M5S y esperase a ser seleccionado para cubrir un puesto de trabajo temporal, serían 5 años de contrato. Sólo un único requisito previo sine qua non, no haber tenido nada que ver con ninguno de los partidos políticos que se han alternado el poder en 60 años de convulsa "democracia", especialmente en los últimos 20 de la mal llamada "Segunda República Italiana". En otras palabras, para aspirar a un escaño sólo era necesario tener una formación académica contrastable y ser honrado, esto último por supuesto no se garantiza por la inexperiencia política aunque sin duda aumenta la probabilidad de éxito del proceso de selección. Temible fórmula sin duda, nuestros conciudadanos en las instituciones hablando de tú a tú al político perenne. Sí, hay que temer esta novedad pero sólo si has hecho de la política tu profesión, no tienes otro medio de vida y corres el riesgo de quedar en evidencia.

Además resulta que esta gente quiere cambiar la ley electoral.
Y la financiación de los partidos para que cada uno se pague lo suyo y no haya que pagar doble los gastos de campaña
Y limitan sus salarios a 5.000 Euros donando el resto de estipendios.
Y no participan en el circo televisivo hasta que haya garantías de transparencia.
Y van en su coche o en transporte público al trabajo.
Y utilizan YouTube para transmitir sus ideas y proyectos. ¡Y los someten a quórum! Serán locos...
Y reducen la deuda allá donde gobiernan - Parma - o tienen peso de gobierno - Sicilia.
Y acorralan a la mafia colaborando a que la administración de una región como Sicilia se convierta en un ejemplo de gestión.
Y obligan a dimitir a cualquier miembro de su movimiento condenado.
Y los cargos electos se cambian el apelativo "honorable" por el de "ciudadano".
Y someten las iniciativas legislativas a referéndum entre sus inscritos en la web.
Y sus fondos provienen del "crowdfunding".
Y sobre todo no incumplen sus promesas so riesgo de ser expulsados si así lo decidiesen los simpatizantes de esta unión ciudadana.

En efecto, como se puede observar esto es extremadamente peligroso para la supervivencia de los poderes tradicionales pero convendría no dejarse engañar, esto sólo es peligroso para ellos, para nosotros es un halo de esperanza saber que otra gestión  política es posible. Grillo grita mucho, sí, pero lo hace porque está enfadado como nosotros y decir para después hacer como se demostrará durante los próximos meses no es demagogia como pretenden algunos, demagógico es intentar propagar temores entre la opinión pública.

No deja de ser curioso observar como algunos de los que critican al M5S hasta hace poco defendían propuestas semejantes, hasta que el peso de los escasos escaños que ocupan y su torticera y liviana base ideológica les hizo sucumbir al sistema. También es extraño ver como tantos periodistas que hace no mucho loaban la iniciativa de Juan Luis Cano y sus "Vecinos por Torrelodones" ahora cargan con furia contra el M5S de Grillo. Pues han de saber que muchos mirarán con atención lo que allí sucede y se percatarán de que lo que aquí ocurrió en Torrelodones puede ser exportable al resto del territorio Español.

Sí, el Movimiento Cinco Estrellas representa el principio del fin, pero de su fin, del de todos aquellos que construyeron una dictadura disfrazada de democracia, para todos esos que hincharon sus bolsillos mientras nos llevaba a la ruina, para los que siguen diciendo que un estado social es insostenible pero sus poltronas intocables. Sin embargo, para nosotros puede ser un nuevo comienzo, estamos a tiempo de construir nuestra propia revolución ciudadana aunque por ahora en este país las únicas cincos estrellas que se mueven sean las de los botellines de Mahou que oscilan entre nuestras manos ensimismadas mientras vemos partidos de fútbol desde la barra de un bar. No debemos dejarnos llevar por la falsa creencia de que todo esto es parte de una ensoñación utópica, no lo es, sólo es cuestión de tiempo y más nos vale que sea rápido.

Estoy seguro de que antes o después tomaremos aquí también las calles y les gritaremos con convicción: ¡RENDÍOS, ESTÁIS RODEADOS! Sólo después se nos abrirán de par en par las puertas de unas nuevas Cortes Ciudadanas y empezaremos a ocupar sus sillones.


viernes, 22 de febrero de 2013

La crisis de los 40

En este caso se trata de rebasar los 40 reforzados
¿Y si sólo fuese eso, la crisis de los 40? A mí me faltan aún tres años para llegar a los 40 y sin embargo llevo al menos dos sumido en la crisis. Eso sí, entendiendo la crisis como periodo de cambios estructurales o pequeñas mutaciones de carácter encaminados a sacar el máximo provecho y eficiencia al tiempo de que dispongo.

Al principio fueron pequeños indicios sin importancia, hambre de escribir, más hambre lectora y mucho más apetito de nuevas experiencias. Creo que una mañana indefinida e irracional debí darme cuenta de que no era todavía el momento de reflexionar sobre lo que nunca hice sino sencillamente de hacerlo, puede que más que pensar en los años pasados cayese en la cuenta de la enorme cantidad de tiempo que aún quedaba, tan enorme que daría tiempo a casi todo.

Así, sin más, abrí un blog que me permitió escribir para un diario, así comencé a escuchar más atentamente y tuve la oportunidad de ser escuchado. Así empecé a surfear hasta que conseguí erguirme sobre una ola. Así abandoné el partido de mis amores y desamores. Así aprendí un cuarto idioma. Así me puse a devorar libros en diversas lenguas. Así reduje el tabaco hasta el mínimo justo, necesario y apetecible. Así me puse a correr hasta completar un diezmil y dos y tres, hasta verme preparando un insospechado medio maratón. Y así, en muy pocos meses me quité parte de mis complejos, auto-prejuicios y limitaciones. Puede que sólo sea la crisis de los 40 pero si lo fuese: ¡Bienvenida sea la crisis!

Aunque, si la crisis provoca tantos beneficios ¿por qué no le sucede lo mismo a nuestra Democracia? Ella está justo donde estaba yo hace dos años, a cinco del fatídico cumpleaños. ¿No debería ella empezar a hablarnos sinceramente y escucharnos serenamente? ¿No debería ella arriesgarse y subir a la cresta de las curvas bursátiles para dejarse después deslizar por ellas olvidando todo interés que no sea el nuestro? ¿No debería ella abandonar también a los partidos que la han acompañado para recuperar a unos ciudadanos que sean capaces de organizarse de nuevo de una forma más pura y sobre todo más pulcra? ¿No debería la Democracia aprender nuestro idioma y releer la constitución en la que aparentemente se basa para poder redactar una nueva más acorde con los tiempos? ¿No debería también abandonar algunos vicios perniciosos o al menos reducirlos a lo justo y necesario? ¿No debería la Democracia darse la oportunidad y dárnosla a todos de corregir, re-aprender y emprender una carrera de fondo que nos lleve más lejos de lo que jamás habíamos imaginado? ¿No debería servir para esto la crisis de los 40?

Cada reto y cada logro que he realizado en este ya largo impulso hacia los cuarenta ha sido posible gracias a la observación, apoyo y ánimo de mi entorno. Mi amigo el que escalaba más allá de los cuarenta, mis amigos que corren mucho más allá de los cuarenta (perdonad chicos pero es así), mi amiga la que aprendió italiano durante su crisis de los cuarenta y mis conocidos que más allá de los cuarenta siguen durmiendo bajo los efluvios de un éter que les mantiene desconectados de la realidad porque no se atreven a romper las ligaduras de simpatía o militancia con un partido político concreto esperando un milagro que ya no llegará.

La Democracia nos necesita hoy a nosotros tanto como yo necesité a todas estas personas, necesita nuestro ímpetu y nuestro ejemplo. Somos nosotros quienes debemos acompañarla en este trance para que salga renovada, reforzada, saludable y aseada. Esto empieza por no confundirla con un documento jurídico supuestamente inalienable, ni con una secular familia oligarca, ni con el sufragio universal, ni por supuesto con partidos que se auto proclaman garantes de la misma siendo en realidad sus raptores. La Democracia necesita que la rescatemos, zarandeemos y despertemos, luego ella hará lo mismo con nosotros o con los que lleguen con retraso al nuevo siglo.

Creo que este sábado es un día magnífico para empezar, así arranqué todo lo que me da vida durante mi particular crisis, simplemente haciéndolo, con ayuda, siempre con ayuda pero emprendiéndolo. Ayudémonos pues ¿No sería de justicia poética dar un golpe democrático el 23 de febrero, no sería la justa respuesta a la burda pantomima que nos han obligado a presenciar esta semana en Las Cortes?

Como mínimo démonos la oportunidad de pensarlo, podemos ayudarnos a pasar la crisis de los cuarenta o podemos darnos la extremaunción tras una larga, agónica y desesperante senectud. Ellos no harán nada, dependemos de nosotros mismos.

 

lunes, 4 de febrero de 2013

¿Demasiadas casualidades?

¿Cómo voy a saber nada si yo mismo soy fruto de la casualidad?
¿Por qué de repente he recordado que José María Aznar fue inspector de hacienda? No tengo ni idea pero al recordarlo inmediatamente me fui a revisar el cuaderno de Bárcenas, la presunta caja B del Partido Popular. No me preguntéis por qué, un acto reflejo, mero instinto o qué sé yo, pero a partir de ese momento me surgieron dudas que espero algún alma caritativa me pueda aclarar.

¿Por qué nadie comenta que entre enero del año 1993 y enero del año 1997 no existe ningún apunte contable? Yo no tengo ni idea, pero como se puede apreciar en el exhaustivo trabajo que ha realizado el diario El País, este extraño vacío es patente así que una de dos, o esta contabilidad era prescindible y por lo tanto tiene algo de fraudulento o era la oficial y durante cuatro años el PP descuidó sus cuentas más que la añorada Lola Flores

¿Qué sucedió en enero de 1993 que pudiera afectar a la hipotética contabilidad bífida del PP? No tengo ni idea de nada concreto que sucediese ese mes de ese año. Sin embargo unas semanas después, en marzo, unos peritos de hacienda, no sé si antiguos compañeros o no del candidato Aznar, enviaron un informe al juez Marino Barbero, un informe que contenía datos sobre una supuesta financiación irregular del Partido Socialista Obrero Español realizada a través de una empresa llamada Filesa.

¿Pero qué tienen que ver las churras con las merinas? No tengo ni idea, en principio nada, salvo que quien descubriese el caso de corrupción socialista informase al Partido Popular de la que le venía encima a su adversario político unos meses antes de celebrarse nuestras quintas elecciones generales. Es posible entonces que Alguien decidiese que en ese momento lo importante era dar ejemplo de pulcritud dado que previsiblemente el debate sobre la corrupción entraría de lleno en campaña electoral, como de hecho así sucedió.

¿En todo caso, por qué estar tanto tiempo sin apuntes en esta opaca contabilidad que acabamos de descubrir? No tengo ni idea, no soy contable y por lo tanto no conozco los mecanismos de tesorería, no sé si en finanzas existe el barbecho o se gastó el cartucho de tinta de la pluma. Sí sé que aquella legislatura, la última de Felipe González, fue convulsa desde el inicio y que la corrupción socialista marcaba los tiempos y las portadas. También sé que el lejano Caso Naseiro  quedaba ya en el olvido. Por todo ello es posible que quizás el ex-inspector de hacienda y por aquél entonces eterno candidato Aznar optase por el lucro cesante temporal como medio más rápido de acceso al lucro constante perpetuo. Pero realmente esto no lo sé.

¿Pero, por qué recuperar en enero de 1997 la vieja libreta y empezar de nuevo a detallar en ella pagos, impagos, débitos y triquiñuelas? No tengo ni idea de qué motiva una decisión tan estúpida ni por qué a partir de ese preciso instante los apuntes son aún más detallados que en la anterior etapa, como he dicho, no soy contable y además mi nombre empieza por A. Elucubrando un poco más, puede ser que casi un año después de ganar las elecciones generales uno se relaje y decida retomar las viejas costumbres, al fin y al cabo la vida política es corta, cuesta llegar y como dijo aquél "hay que forrarse" antes de que sea tarde.

¿Y por qué entre los años 2000 y 2004 se multiplican desmesuradamente los apuntes de la libretilla? Ni idea, sólo se me ocurre que puede que la mayoría absoluta dé aún más sensación de intocabilidad - perdón por el palabro, soy fan de Elliot Ness - y la avaricia se incremente, ya se sabe que algunos, cuanto más tienen, más necesitan. Repito no lo sé, es todo tan absurdo (si no fuese indignante) que me gustaría ver ese libro y comprobar su color a ver si resulta que el famoso libro azul del presidente del que tanto se hablaba entonces era éste mismo.

¿Por último, por qué escribo en forma de interrogaciones sin afirmar ni decir nada? No tengo ni idea de la razón, me ha dado por ahí, puede ser una cuestión de prudencia o de simple temor. Parece ser que el Partido Popular pretende llevar a los tribunales hasta al toro que mató a Manolete así que a diferencia de lo que hacía él, yo prefiero no decir ni mu que tras la cuesta de enero no me quedan fondos para pagar las tasas de ningún juzgado.

Justo 20 años median entre Filesa y Bárcenas, una cifra redonda como tantos y tantos ceros entre ambos casos, pero quiero dejar claro por si hay algún fiscal en la sala que este artículo sólo refleja una duda, no la emprenda usted contra mí: ¿No son éstas demasiadas casualidades? Deseo que lo sean, en caso contrario nosotros seríamos meros títeres de un sistema democrático corrupto y orquestado desde su nacimiento para mantenernos en la inopia.

 

viernes, 1 de febrero de 2013

Espe y el Risk

Bien podría ser Aguirre a lomos del caballo de Espartero
"Risk (en inglés riesgo) es un juego de mesa de carácter estratégico (...). Este juego basado en turnos pertenece a la categoría de juegos de guerra, siendo su principal característica su simplicidad"  Ésta es la definición que da Wikipedia de un conocido juego al que fui muy aficionado durante mi adolescencia y no sé por qué de inmediato me evoca a Esperanza Aguirre y sus movimientos desde que Mariano Rajoy perdió las elecciones del 9 de marzo del año 2008.

Debemos remontarnos antes al otoño de 2003 para analizar la primera jugada de la lideresa madrileña, fue curiosa, movió ficha y perdió pero ya entonces unos más que probables sobres cerrados le procuraron su primer territorio en el tablero. Aquella campaña, por cierto fue financiada por una fundación fantasma presidida por ella misma llamada Fundescam, recibía sus fondos de unos tipos liderados por un tal Correa, Gürtel para los amigos, pero esto es otra historia ¿O es la misma? En fin, de aquellos diputados regionales socialistas también fantasmas nunca más se supo, Tamayo y Sáez pasaron al limbo de las incógnitas del que me temo nunca saldrán. La Comunidad de Madrid cayó a los pies de la Condesa de Murillo durante una década, sitio estratégicamente perfecto para organizar el resto de la partida.

Esperanza, sin embargo, aun teniendo peso en la política nacional carecía de él dentro del partido "sobrero" hecho que corrigió con habilidad en el año 2004. Su plan de caza y captura del poder requería hacerse con la presidencia del PP madrileño y para ello no dudó en enfrentarse a cara de perro con su amigo, colega, compañero, bueno con Gallardón, su antecesor en el cargo, flamante alcalde faraónico de la capital y mecenas del grisáceo Manuel Cobo. Como no podía ser menos la Condesa ganó otro territorio, el PP de Madrid  fue suyo para siempre y sus contrincantes fueron diezmados.

Después vinieron los años dorados en los que logró convertirse en adalid de un insólito liberalismo de ordeno y mando, lo consiguió en parte gracias a su oposición constante al gobierno de España. Ella ya no ejercía de Presidenta de la Comunidad, ella personificó en su ser la oposición, incluso ejercitó con maestría la oposición de la oposición, tan pronto acosaba al Presidente Zapatero como replicaba impunemente a su "jefe", al "líder" de la oposición, Rajoy. De esta manera, con paciencia, logró su tercer territorio, el social, poco a poco fue ganando adeptos y aumentó exponencialmente sus ejércitos mediáticos fascisto-liberales. Ella ya era entonces bastante más popular que su partido.

Pero en su mejor momento llegaron los deslices, ya divisaba la Condesa un tablero despejado cuando cometió un trapiés primero y otro inmediatamente después. Primero no supo aprovechar la segunda derrota electoral de un muy debilitado Rajoy, quizá sus huestes, sus perros de presa hertzianos, fueron demasiado agresivos con los dados. El caso es que la Condesa perdió la ocasión de hacerse con el territorio del PP Nacional. Pocos meses después, entre espías cutres, correas tirantes y mierdas diversas, luchó para colocar a su esbirro González al frente de Caja Madrid. Tampoco logró conquistar ese territorio, se tuvo que conformar con quitarle "el puesto al hijoputa" dándoselo al acérrimo enemigo comunista.

Sin embargo, como todos los grandes estrategas, ella supo reorganizar la partida y sacar provecho de sus errores. Al no conseguir ser la lideresa nacional, pudo evitar tener que dirigir un país sumido en una catástrofe económica sin parangón. Al no conseguir colocar a su pupilo en Caja Madrid, pudo dejarle en herencia la Comunidad de Madrid y evitarle así el bochorno de hundir uno de los mayores bancos de España arrastrando con él a miles de familias arruinadas. Gracias a este golpe de fortuna pudo retirarse a la retaguardia hace un par de meses para limpiar cualquier rastro de corruptela pasada, preparar su ataque final y llegar fresca e impoluta al HOY, al día B de Bárcenas.

Ella se fue a Kamchatka, un territorio pequeño alejado del mundanal ruido, el lugar idóneo para cortar el paso al resto de jugadores y observar la partida con la lejanía del que parece fuera de juego pero está más metido en él que nunca. Desde ahí, la Condesa de Murillo extiende sus hilos y sorprendentemente, cada día, surgen extraños casos de corrupción que más sorprendentemente afectan a todos sus amigoscolegascompañeros, bueno a los del PP nacional, a todos menos a ella. Así agazapada, sigue reforzando sus ejércitos para quizá, quién sabe, dar el asalto final a ese ansiado territorio llamado Moncloa donde siempre quiso vivir la Sra. Condesa.

El último Presidente del Gobierno de España sin zetas en sus apellidos aguantó poco más de 21 meses, empiezo a pensar que el actual, también sin zetas, recortará su marca, puede que Doña Esperanza esté ya tramitando sus nuevos apellidos "Aguirrez Gil de Biezma" para ser más duradera. Ya no queda nada de aquella Ministra de Cultura cándida de finales de los 90' que hacía las delicias de algún que otro reportero malintencionado. ¿No serían ya aquellas entrevistas a pie de Congreso su primera jugada en el tablero político? No lo sé, sólo sé que aquella Espe ya no está, hoy sólo queda una estratega despiadada que conquistará su mapa del mundo "Caiga quien Caiga", éste es su tablero, éste siempre fue su "Risk" y ella una superviviente.

No puedo demostrar nada de lo expuesto, pero en esta época ya no importa contrastar la información, sólo importa la opinión y en la mía, quien no vea esto, no es que no sepa de Risk, es que no se ha enterado de nada en la última década. Yo observo cada paso de este animal político que nunca se dedicó a nada más que eso pero vende a sus cachorros  todo lo contrario y cuanto más avanza, más me preocupo y miro las maletas de mi trastero pensando en si merecería la pena ir desempolvándolas. Ya veremos, como siempre, todo futuro es susceptible de cambiarse con la voluntad de quien observa el presente.

El lenguaje no verbal dice más que mil palabras, fijaos en ella. Recordemos de paso CNN+, primeros de tantos en caer

martes, 22 de enero de 2013

Talentos

El búho, símbolo del saber, representado en 1 talento
Como hongos de invierno, la plaga de chusma  brota escondida entre una hojarasca de podredumbre, bandoleros del siglo XXI que no se ocultan en el monte ni asaltan caminantes. Los ladrones de hoy crecen y se reproducen en las instituciones oficiales, saquean nuestro estado a plena luz del día y vacían de ideología los partidos políticos para convertirlos en meros instrumentos de lucro.

Vamos de sobresalto en sobresalto, cuando aún no nos hemos recuperado de las corruptelas principescas, del expolio valenciano y de la mafia balear debemos desayunar cada mañana con una nueva incorporación a la vergonzosa e infinita lista de gentuza que dinamita nuestro ánimo. Sería simple, una mera labor de hemeroteca y copiapega, realizar una recensión de chorizadas eneriles, delitos perdonados, mierdas varias y sus desdeñables tejemanejes.

No deseo perder más tiempo del debido en ellos pero para muestra, recordemos a los delincuentes más buscados que han copado la  "Lista de Manguer" estas últimas dos semanas, sólo eso:

- Pujol, alias El Bugas
- Urdangarín, alias El Yerno
- Duran i Lleida, alias El Cristiano
- Carromero, alias Fitipaldi
- Aguirre, alias La Lianta
- González, alias El Enchufao
- Güemes, alias El Pijo
- Bárcenas, alias El Suizo
- Carlota Navarro, alias La Limpia-armarios
- Gallardón, alias El Indultador
- Montoro, alias El Amnisitiador

Cada jornada amanecemos con un nuevo insulto insoportable porque lo está sucediendo no es ni más ni menos que un insulto constante a la ciudadanía.

¿Por qué ocurre esto? Es sencillo, como muchos hemos detectado ya, los sistemas democráticos que protagonizaron el último siglo agonizan, esto ya no da más de sí, la revolución tecnológica sobrepasó a la democracia y ellos lo saben. También saben que tienen los días contados, están de vuelta de todo, les importamos un pimiento y están acumulando víveres para su larga y definitiva hibernación, ellos saben que se acabó el chollo y al no tener experiencia laboral alguna quieren garantizarse un futuro. Son especialistas en fuga de talentos, entendiendo como talento aquella unidad de medida monetaria imaginaria que servía como referencia en la antigüedad, una moneda imaginaria pero mucho más real que la nuestra. Ellos han repartido bien sus talentos para que nadie tenga acceso a ellos ni pueda saber nunca su procedencia, nuestro dinero, desde Delaware hasta Suiza, desperdigado a lo largo y ancho del planeta, .

¿Y el talento de nuestra gente, dónde está? Está también muy repartido, como se suele afirmar con el premio gordo de la lotería de Navidad, lo malo es que en este caso, en España no quedará ni un pellizco. Como ya conté, mi prima, la joven y preparada cardióloga se encuentra en Holanda esperando a su también joven novio médico. Su hermano, mi primo, ingeniero químico doctorando, investigador, más joven aún, en breve estará tramitando su visado a EEUU harto de no poder pagar su alquiler por haberle quitado de sus nóminas la parte proporcional de una paga extra que ni sabía que existía. Un gran compositor musical cuya música ha dado sonido corporativo a nuestra televisión me llamó esta semana. Un hombre que ha ilustrado las series de mayor audiencia de los últimos años y los spots publicitarios más llamativos, por primera vez en su vida se queda compuesto y sin curro, en un país justo y civilizado, él jamás tendría que buscar trabajo, siempre tendría que rechazar por exceso de volumen. Y Celia, Txetxo, Sara, Ruth y sus más de 8800 colegas periodistas que en el mejor momento de su carrera profesional deambulan por la web haciendo lo posible para que su pluma no se oxide mientras nosotros nos quedamos sin referentes y el estado al perderles a ellos pierde un poco más su democracia. Y profesores sin aulas. Y tripulantes de cabina, pilotos y controladores aéreos sin aviones ni aeropuertos. Y técnicos especialistas en energías renovables, y sus ingenieros industriales y su personal de mantenimiento preguntándose qué sucedió, dónde emigrar y quién decidió cargarse una industria de futuro. Ingenieros de caminos sin nada que hacer mientras nuestras infraestructuras se quedan obsoletas. Abogados que se quedan sin clientes porque nadie puede ya asumir los costes de un litigio. Y fiscales sin fiscalizar. Y jueces sin juzgar. Y etc., etc., etc. Una lacra interminable que se extiende como la peste en cualquier sector al que miremos.

¿En cualquier sector? No, hay uno que resiste, uno en el que se acumulan personajes sin oficio ni beneficio, son pequeñas aldeas que aguantan bajo el influjo de la poción mágica del nepotismo desilustrado. Son parlamentos regionales, diputaciones provinciales, ayuntamientos sobrevalorados y sobre todo unas cortes generales y su anciano rey cazador. Y en todos estos lugares, sanguijuelas que llegaron de casualidad, colean a sus anchas no dudando en poner en cuestión la función que ejercen todos aquellos que sí llegaron tras noches en vela preparando sus oposiciones. Se trata de pisar a los demás, mentir y amedrentar, todo con tal de no perder su statu quo, los inútiles son así.

Pero yo ya no me preocupo porque talentos no tengo para defraudar, talento probablemente no tengo para exportar y si se van los unos y los otros, es posible, que logre convertirme en un rico talentoso en un país de pobres zotes. Aunque pensándolo bien esto no sucederá porque vistos los latigazos que aceptamos con sumisión sin hacer ni amago de responder, me temo que en este vehículo llamado desidia viajamos ya tantos que nos costará hacer resaltar nuestra mediocridad entre las demás.

Me consta que hay personas que movidas por la paranoia invierten en oro pensando que es el único valor seguro sin darse cuenta aún de que el único valor que nunca falla son las personas, su talento, su fuerza de trabajo y su ecosistema. Invirtamos en eso y emergeremos o sigamos así, hundiéndonos sin talento ni talentos.

¡Qué asco!

Immigrant Song de Led Zeppelin, un homenaje al talento y a nuestros emigrantes.


PD: Por primera vez me veo en la obligación de añadir un postdata días después de publicar, es absolutamente necesario hacerlo tras el estrambótico caso de las contrataciones "periodistico-literarias" en ese think tank del PSOE llamado Fundación Ideas. En el mejor de los casos estamos ante una bizarra historia romántica digna de la mejor Corín Tellado: "Cuando Charly encontró a Amy" la emocionante historia de dos monísimos socialistas de pastel, ellos se lo guisaban, ellos se lo comían... En el peor, ésta es una muestra más de la cleptocracia barriobajeril que nos hemos montado y es que desgraciadamente este artículo no tiene fin porque cada jornada alguien se obceca en incorporarse al mismo.
¿O no Duque Empalmado? (Jamás me hubiera atrevido a ponerte ese alias tan chusco pero ya puestos te propongo otro más chuli: UrdanGuarrín)

jueves, 10 de enero de 2013

Aquí seguimos...

Para seguir adelante debemos perder la calma YA
En mi afán por aprender imitando a las mejores plumas patrias me dispongo a seguir los pasos de ese ilustre a la par que diestro vocero con nombre germánico otrora conocido por haber sido periodista, hoy reconocido pelota oficial de una ex presidenta autonómica y chupóptero devorador de dinero público agazapado bajo las ruinas de la que un día fue esa gran televisión autonómica que me dio cobijo en los albores de mi carrera profesional. Correré el riesgo y ejecutaré el triple salto mortal del arte de la columna de opinión que él inmortalizó el día antes de una huelga general "fracasada" de antemano. Hoy emitiré opiniones sobre hechos aún no acontecidos, hoy, por lo tanto, me propongo, haciendo gala de mi consabida y poco ponderada clarividencia, redactar la crónica del próximo domingo 22 de diciembre de 2013, año 1 DA (Después del Apocalipsis) o año 2 siguiendo el calendario Rajoyano, según se mire...

Esta mañana no me ha tocado la lotería así que me he levantado y me he dirigido al quiosco de siempre a comprar el periódico de siempre. Como siempre, he tomado un café con leche y he procedido a leer los titulares de la jornada convencido de antemano de que, como siempre, me agriarán la leche, la mía y la de mi café. 

He leído que en Madrid la esperanza de vida se ha reducido en dos años hasta los 81, también dicen que la negligente atención primaria unida a la falta de cobertura social de miles de personas está provocando brotes de sarampión y escarlatina. De repente me ha venido a la memoria que hace unos meses la sanidad dejó de ser nuestra porque unos dirigentes con escasa capacidad de oratoria y menos de diálogo que llegaron de pura chiripa a la presidencia de la comunidad decidieron ventilarse lo que construyeron con nuestra pasta para regalárselo a unos amiguetes. He visto en una encuesta que la mayoría de la izquierda y la derecha moderada, si es que hay algo moderado en estos tiempos, están de acuerdo en que el modo en que se realizó este robo privatizador no fue adecuado y las desastrosas consecuencias del mismo ya se atisban.

Durán i Lleida el hombre recto, el político de libro, el cristiano ejemplar, el catalanista enamorado del Hotel Palace de Madrid y las gafas "fashion" resultó ser un chorizo semejante a cualquiera de esos valencianos bronceados que abochornaron a su pueblo. Dimitió, sí, pero lo hizo por el bien del "poble català" y esas fueron todas las consecuencias que tuvo que asumir. A pesar de quedar Unió fuera de juego, la coalición republicano-convergente parece tambalearse y los espectadores del vodevil nos preguntamos cómo podrá construir un país quien no es capaz de sostener un gobierno regional.

De nuevo en Madrid, tras pasar este año la primera criba olímpica, la alcaldesa capitalina por sorpresa, compinchada con el presidente sorpresivo, siguen empeñados en mangarnos hasta los tuétanos para organizar una gran bazofia que no queremos con un dinero que no tenemos. Estas navidades, por otro lado, han vuelto a lucrarse alquilando espacios públicos y otorgando licencias para macro-fiestas, la tragedia del Madrid Arena no es más que un vago recuerdo y el cabeza de turco, mediocre vice-alcalde, ni eso ¿Cómo se llamaba ese tipo? Y mientras tanto Mr. Las Vegas sigue meditabundo pero ya no nos queda ni un centímetro de pantalón que bajar.

Mariano El Impávido, Felipe El HermoSoso y Arturo Més Arredonda estrenaron el 2013 departiendo sobre balompié mientras viajaban a toda velocidad en su particular tren a ninguna parte. El resto del año siguieron cada cual a lo suyo, poniéndose verdes en público y tomándonos el pelo en la intimidad. Y aquí seguimos, con más paro y menos perspectivas a pesar de que Merkel se nos fue en primavera tras no lograr negociar un mega-pacto de gobierno a la alemana.

Y tú seguiste aguantando sin trabajo, sin esperanza y casi  ya sin tiempo,  aguardando la llegada del socialista redentor que salve un partido que ya no tiene salvación porque le sobraban tres de sus letras y las perdió por el camino.

Y otros siguieron rezando todos los domingos, orando por el regreso a la política activa de los mayores ladrones de la cueva de Ali Babá con sus melenas al viento, sus abdominales turgentes, sus miradas de lechuza y su liberalismo FAES de chichinabo.

Y los mierdas de este mundo se siguieron librando de sus condenas por poderes o deberes. Y los pobres de este mundo siguieron condenados a perpetuidad sin estar presos ni haber cometido delito alguno ¡Ay de ellos como roben una lata de sardinas! Aquí ya vimos que sólo vale matar en una lata de sardinas de cuatro ruedas circulando a toda mecha por una carretera cubana sin carné de conducir, eso te lo premian con pompa y honores, sobre todo si tienes cara de pazguato.

Y así pasó otro año y ya vamos camino de los cuarenta. Y así seguimos parados, expectantes, esperando a la nada, pensando que si el protagonista del anterior régimen tuvo la deferencia de premiar nuestra infinita paciencia con su grotesca y patética muerte puede que esta vez acuda un angelote, un "deus ex machina" a salvar nuestra eterna pusilanimidad. Nosotros sabremos perdonar y asumir las nuevas realidades. ¿O no aceptamos acaso que los familiares de un dictador, gentuza sin oficio, ni beneficio, ni formación, ni nada de nada se convirtieran en lo que fueron y son? Pero estamos equivocados y lo seguiremos estando en 2014, 15, 16 y en el año 3000 si no damos nosotros el paso adelante porque este régimen es perenne, sus protagonistas se renuevan y reproducen como cucarachas y en cada generación que pasa son más inútiles pero más fuertes porque se nutren de nuestra estulticia que nunca ha dejado de crecer.

Este año el rey tampoco abdicó porque ni Merkel se lo pidió a tiempo ni Moody's ni S&P se lo exigieron. Este año comenzó con el debate sobre la suplencia de un portero mientras se hundía el estado del bienestar a nuestros pies y ya sólo espero que no termine como el anterior con la sorpresa suscitada por el peinado new age de quien tenga a bien cantarnos las uvas. Lo sabremos en una semana. 

O más bien en un año...

Si en algo erré, solicito indulgencia, tened en cuenta que sólo soy un utopista,  nunca fui ni seré un periodista gurú, ni opinando, ni prediciendo, ni siquiera cantando entre los vapores etílicos de un antiguo piano bar.



PD: Este pretendía ser un post de despedida y sin embargo se convirtió en la confirmación de que seguiré por aquí aunque de forma más ocasional.